Miscelánea Añadir Comentario

embargos_cabecera

Cuando tenemos morosos en nuestros balances y nuestros esfuerzos por cobrar esas cantidades no han surtido efecto, una de nuestras opciones es externalizar la gestión de y contratar a una empresa especializada en estas lides tan, a veces, desagradables.

Pero, ¿cómo trabajan estas empresas?

Una vez contratamos a una empresa de gestión de recobro, lo primero que suelen hacer es enviar un aviso de pago al deudor, indicando que “salvo error u omisión” existe una deuda vencida e impagada con nuestra empresa y que les hemos encargado su gestión de cobro. En ocasiones, este simple aviso es más que suficiente para que el deudor salde su deuda, puesto que ya no está tratando con la empresa acreedora, que en muchas ocasiones tiene sus limitaciones a la hora de reclamar el pago, sino que está tratando con una empresa especialista en recobro, que cuenta con más herramientas y con más experiencia en el recobro. Además, la intermediación de una entidad le imprime un carácter (a veces simplemente subjetivo) más formal a la solicitud de pago.

Las empresas de gestión de recobro pueden también encargarse de tratar con el propio deudor para efectuar el pago, dándole las opciones que, previamente, nosotros les hemos indicado, tanto en opciones de pago (transferencia, cheques, pagarés, etc.), como en negociación del pago (por ejemplo, si el deudor reconoce la deuda, pero no puede asumirla ahora misma, la empresa de gestión de recobro puede negociar en nuestro nombre las nuevas condiciones de pago).

Este es play australian pokies online el Online Pokies servicio básico que ofrecen las empresas de gestión de recobro, que pueden ampliar su gama de servicios hasta la gestión judicial de los impagados, y sus servicios pueden ser muy valiosos para la empresa, puesto que su ratio de recuperación, normalmente, siempre será más alto que el nuestro.

Pero si por el contrario, somos nosotros quienes recibimos el aviso de pago de una empresa de gestión de recobro, lo mejor es contactar con la empresa acreedora o de gestión de recobro para intentar solucionar el impago lo antes posible. Si no podemos hacer frente a la deuda, nunca debemos “pasar” del aviso y esperar a pagar cuando podamos, puesto que mientras esperamos a tener el dinero, podemos encontrarnos con una solución menos amistosa y delante de un juez.

Lo ideal es hablar con nuestro acreedor o con la empresa de gestión de recobro para, primero, indicar nuestra intención de pago y, segundo, para negociar unos términos de pago que se ajusten a nuestras posibilidades. De esta manera podemos paralizar posibles acciones judiciales que seguramente incrementen el importe de nuestra deuda con intereses de demora, por ejemplo. Ningún acreedor se cerrará ante la posibilidad de cobrar y siempre estará dispuesto a negociar un acuerdo de pago.

Tanto si somos los acreedores como si somos los deudores, lo mejor es siempre intentar a una solución amistosa y extrajudicial… aunque no siempre es posible… pero como decía mi padre: más vale un mal acuerdo que un buen juicio.

Etiquetas: ,
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No ha sido votado)
Loading ... Loading ...

2 Respuestas a “”

  1. carmelo huacho Dice:

    solo de esta manera se puede hacer la manera de recupero de tantos morosos yo quisiera saver como es pago de la empresa del recupero gracias

  2. BushMargarita30 Dice:

    Set your life time more simple take the home loans and all you want.

Deja un comentario

Debes estar logueado para dejar un comentario.