Los emprendedores están desapareciendo

Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) lo deja bien claro, en febrero se han creado un 36% menos de que hace un año. Si a esto se añade que se siguen destruyendo prácticamente el mismo número de empresas, pues obviamente el resultado neto es totalmente desesperanzador.
Y aún es más alarmante si vemos las empresas creadas entre enero y febrero, período en el que se han creado nada menos que un 52% menos de empresas y se han destruido un 37% más.
Las empresas, y sobre todo las pymes, son el motor económico de un país. Sin empresas no hay productividad, no hay demanda, no hay empleo y, en definitiva, no hay nada. Y en España ni se crean empresas ni se mantienen las que están.

Y desde las Administraciones Públicas no se hace demasiado para corregir esta solución, y todas las políticas económicas que de momento ha puesto en marcha el Gobierno de España no están dando los resultados esperados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *