¿Qué es un contrato de arras o señal?

Podríamos definir el , como una señal o un contrato previo de compromiso, conforme una acción, como por ejemplo una compraventa, se llevará a cabo. Podríamos definirlo como las típicas pagas y señales que dejamos cuando queremos reservar algo.

En este contrato se deberán especificar todos los detalles del acuerdo; nombre y apellidos de las partes, dni, tipo de acuerdo, importe, forma de pago, reparto de los distintos gastos, el plazo de formalización del contrato, entre otros datos que se consideren importantes y deban estar plasmados en el contrato para evitar problemas en un futuro.

Tipos de contratos de arras

Encontramos tres tipos distintos de contratos de arras. Es importante tener claro que contratos de arras firmamos, puesto que las consecuencias van a ser distintas.

Arras confirmatorias

Las arras confirmatorias son aquellos contratos que garantizan que la compraventa se va a llevar a cabo y suponen un anticipo, esto quiere decir que la entrega es a cuenta del precio. Se debe tener en cuenta que este tipo de contratos carecen de desistimiento, por tanto, en caso de que se incumpliese, se tendrían dos opciones.

Por una parte, exigir el cumplimiento, y por la otra, una indemnización por daños y perjuicios en caso de que estos se puedan comprobar.

Pero por lo contrario, si no se especifica nada en el contrato, se entenderá que las arras pactadas son confirmatorias.

Arras penitenciales

Este tipo de contrato de arras, a diferencia el contrato de arras confirmatorio, permite a ambas partes desistir libremente del contrato. No obstante, también hay consecuencias en caso de que esto suceda. Una de ellas, es abonar la cantidad que se ha fijado previamente en las arras.

Por esto, es importante que en el contrato quede perfectamente indicada la cantidad a abonar en caso de que haya desistimiento.

No obstante, las consecuencias serán distintas dependiendo si las incumple el comprador o el vendedor.

Si el incumplimiento lo causa el comprador, este perderá la cantidad entregada. En cambio, si el incumplimiento lo realiza el vendedor, deberá pagar el doble de la cantidad que recibió por la reserva del producto o servicio que se debía adquirir.  

Arras penales

Los contratos de arras penales son aquellos que igual que los contratos de arras penitenciales, en caso de que hubiera un incumplimiento de contrato por parte del vendedor, este deberá devolver el doble de la cantidad entregada. Mientras, que si es el comprador el que incumple con el contrato, este perderá la parte entregada.

Pero este contrato tiene una pequeña diferencia, y es que no impide la exigibilidad de la obligación, es decir, a pesar de que se ha desistido del contrato, esto no implica que desaparezca la obligación que tenían ambas partes de cumplir el contrato.