Capear la recesión en la PYME

Economía, Miscelánea 0 Comentarios »

gestion-crisis

Crisis. Depresión. Recesión. ¿Qué más da el nombre?. Lo relevante es que las cosas no van bien: vendemos menos, cobramos mal, los costes fijos aumentan al descender la actividad y no tenemos .

Gran parte de la economía española depende las pequeñas . Su éxito es tan importante como el de las grandes empresas que cotizan en bolsa. Independientemente del tipo de negocio, hay una serie de medidas que los pequeños empresarios pueden adoptar para protegerse durante los tiempos difíciles. No existe la fórmula mágica que asegure la supervivencia. Pero se pueden aplicar unos consejos no sólo para superar la recesión, sino también para preparar a la empresa para el escenario post-crisis. Para ello nos centraremos en tres niveles: El área administrativo-financiera; el área comercial y la gestión de personal:

    Leer el resto de esta entrada »

Los ayuntamientos morosos ya tiene su Línea ICO

Morosidad 7 Comentarios »

Desde el lunes ya está en marcha la nueva línea ICO con la que se pretende financiar a aquellas pequeñas y medianas que tienen facturas pendientes de cobro y en las que el deudor (moroso) es un ayuntamiento o entidad local.
El nombre de esta nueva forma de financiación que proporciona el organismo nacional es Línea de Avales ICO-Anticipos Empresas y Autónomos con Entidades Locales.
La finalidad de esta línea es “la concesión de avales a las Entidades de Crédito para garantizar los impagos de facturas endosadas por las empresas y autónomos, correspondientes a obras y servicios prestados a Entidades Locales.” La dotación de esta garantía es de 3.000 millones de euros, que podrá ampliarse si es necesario en una cantidad que pudiera ser similar a la ya otorgada.

Leer el resto de esta entrada »

Contratos con la Administración: El Seguro de Caución

Informes de Sociedades, Riesgo Comercial 2 Comentarios »

El es un contrato de garantía por el cual la compañía asegurada resarcirá al beneficiario en caso de que el tomador del seguro no cumpla sus obligaciones contraídas entre ambas partes.

El artículo 68 de Ley 50/1980, de 8 de octubre, del Contrato de Seguro establece que “por el seguro de caución el asegurador se obliga, en caso de incumplimiento por el tomador del seguro de sus obligaciones legales o contractuales, a indemnizar al asegurado a título de resarcimiento o penalidad los daños patrimoniales sufridos, dentro de los límites establecidos en la Ley o en el contrato. Todo pago hecho por el asegurador deberá serle reembolsado por el tomador del seguro.”

El Seguro de Caución normalmente es necesario en caso de que trabajen o firmen contratos con administraciones públicas, con empresas extranjeras (tanto si exportamos como si importamos), y en general cualquier empresa que mediante un contrato de compraventa de bienes o servicios contraiga una serie de responsabilidades frente a terceras partes.

En el seguro de caución la empresa contratante (o compradora) sería el beneficiario o asegurado del seguro y la tercera parte (el vendedor o suministrador) sería el tomador del seguro de caución.

Por tanto, cuando una empresa A solicita la ejecución de una infraestructura a la empresa B, esta empresa A podrá exigir a la empresa B una caución que le garantice el cumplimiento de las obligaciones (construcción de una nave, de una carretera, etc.) que la empresa B se compromete a cumplir mediante la firma del contrato. Entonces, la empresa B acudirá a una compañía aseguradora y tomará un seguro de caución, donde el beneficiario será la empresa A, y por el importe que ambas empresas hayan acordado.

Mediante este seguro de caución la compañía aseguradora garantiza al asegurado que el tomador del seguro de caución cumplirá con las obligaciones contraídas y, en caso contrario, será la compañía aseguradora compensará al beneficiario por dicho incumplimiento abonándole el importe indicado en la póliza del seguro de caución. Es decir, si el tomador tenía que hacer una carretera y no la hace, la compañía aseguradora compensará al asegurado pagándole la cantidad de euros estipulados en la póliza de seguro de caución y, posteriormente, la aseguradora podrá reclamar al tomador las cantidades que haya tenido que pagar. Es decir, el tomador “no se libra de pagar”, pero el beneficiario sí se asegura una compensación en caso de incumplimiento de contrato.

El seguro de caución, por consiguiente, está ligado a los daños patrimoniales, es decir, si un ayuntamiento contrata a una empresa para hacer una carretera y la empresa no la hace, la aseguradora no puede terminar la carretera, pero sí compensará económicamente al ayuntamiento por los daños y perjuicios que la no realización de la carretera supone.

Prácticamente todas las compañías de seguros disponen de una rama dedicada exclusivamente al seguro de caución, por lo que su contratación es sencilla (siempre y cuando tu calificación crediticia y tu solvencia te permita contratarlo, claro).

Angeco: Patronal de Empresas de Recobro

Recuperación Impagados 0 Comentarios »

La oferta de y despachos que se dedican al recobro es muy amplia y difusa. A la hora de contratar con una de ellas es importante la solvencia, experiencia, calidad y seriedad de la misma. Por ello, aconsejamos acudir a la web de ANGECO que es la Asociación Nacional de Entidades de de Cobro, a la que están adscritas la m:ayoría de las empresas más importantes del sector en España.

Según la propia Asociación: “ANGECO es también una sociedad exigente con la calidad y nivel profesional de sus empresas asociadas. Se cuenta con un código ético que todos los miembros han de cumplir, así como una serie de normas de funcionamiento y organización que son condición impmresindible para la incorporación a ANGECO. ANGECO tiene suscrito el código de conducta existente a nivel europeo para este sector . De este modo se asegura que la pertenencia de una entidad de gestión de cobro a ANGECO es distintivo de un altísimo grado de profesionalidad y calidad en el servicio.”

El Código ético es el siguiente:

GARANTIAS A LOS CLIENTES:

  1. Liquidación de las cantidades cobradas en los plazos establecidos.
  2. La competencia y la moralidad de sus colaboradores.
  3. La confidencialidad de las informaciones recibidas.
  4. La aplicación de las tarifas convenidas.
  5. La rendición regular de cuentas respecto a la ejecución del mandato recibido.
  6. El desarrollo de sus gestiones dentro de las instrucciones, límites y estrategias que se hayan acordado.
  7. El actuar siempre dentro de la legalidad vigente.

OBLIGACIONES CON LOS DEUDORES:

  1. No reclamar más que el importe de las sumas contractual y legalmente debidas.
  2. Identificarse claramente, sin ambigüedad, sin disimulos y sin atribuirse otra personalidad o representación.
  3. Respetar las personas y su vida privada.
  4. Procurar que la deuda se liquide lo antes posible y en vía amistosa.
  5. Responder a las demandas de información sobre las deudas.
  6. Utilizar un lenguaje simple y comprensible.

Enlaces:

Código Ético de Angeco

Listado de Empresas de Recobro pertenecientes a Angeco